dimarts, 15 de març de 2016

Los borrachos.

Los borrachos
Hacia 1629 
Lienzo. 1,65 x 2,25 
Museo del Prado, Madrid.
Género. mitológico y de género 

   El cuadro fue un encargo del  rey Felipe IV.      Sobre el origen del tema se discute si fue una sugerencia de Rubens que  se encontraba o acababa de pasar por la Corte o se inspiró en algunas fiestas y mascaradas populares  que se celebraban en la ciudad y la corte   
                       
 ANÁLISIS
Iconografía.Cuadro de tema  mitológico y de género ya que  por una parte  se nos muestra al dios del vino y la fiesta Baco  y por otra parte a unos personajes vestidos  de época, los borrachos y un bodegón . 
           
Un  poco desplazado del centro,   aparece Baco, sentado sobre un barril  y coronado con una gran corona de parra, se encuentra semidesnudo , con 
 cuerpo flácido poco musculoso aspecto que recuerda a los Bacos de  Caravaggio, le acompaña  un personaje  semidesnudo,, probablemente un sátiro con corona de hiedra .
      
  Ante Baco un  soldado  se arrodilla al igual que lo haría ante un santo o una imagen religiosa.   
Este eje dividiría a la izquierda personajes divinos y a la derecha los humanos, los borrachos , aunque tratados con cierta dignidad
     El cuadro se realizó en Madrid y es uno de sus últimos cuadros con influencia de su etapa sevillana  como se aprecia en el bodegón y los tipos costumbristas.

Análisis formal


Todos los personajes están  colocados en un espacio reducido y bastante próximos al espectador y  en el último momento añadió a los dos que  son los que tienen menos luz del cuadro que ocupan el angulo inferior  y el ángulo superior derecha.
      
 La composición  también la  organiza  mediante  dos diagonales una  recesiva que  va del ángulo izquierdo  del personaje a contraluz  poco iluminado  al ángulo  superior derecho donde nos encontramos con otro personaje  poco  iluminado.  Otra diagonal iría del angulo superior izquierdo donde se encuentra un personaje semidesnudo , que puede ser un sátiro,  al ángulo inferior derecho. 
Ambas  diagonales  se juntan en la cabeza del soldado
   
Tratamiento de las figuras.La escena presenta  contrastes y dualidades que son características del  barroco:personajes divinos  desnudos y vestidos los humanos, jóvenes los divinos y avejentados los humanos , belleza idealizada de lo divino  en especial Baco  con  su piel blanca , nacarada  propia de quien no se expone al sol  y el  naturalismo de los campesinos de pieles arrugadas, enrojecidas tanto por el sol como por los efectos del vino.Estos seguidores presentan rasgos del  naturalismo  de Caravaggio o Ribera, pero en ningún caso mueven a risa o  a mofa
Colores.Predominan los colores terrosos, marrones, ocres ; pero utiliza los colores más vivos y luminosos en la escena central  amarillo del soldado  y el blanco y encarnado   de  Baco.
   
La luz   que procede de la izquierda incide   en el cuerpo de Baco y rompe con el tono general más oscuro del resto del cuadro.


Mención aparte merece el bodegón  formado por recipientes de barro y cristal que aparecen en el primer plano  y que recuerdan la maestría en el tratamiento de las calidades matéricas de su primera etapa sevillana y que conservará siempre. 
 Como  se consigue?El reflejo de la luz en el cristal y el brillo del vidrio lo logra mediante   pequeñas pinceladas blancas , mientras los dos jarras se distinguen del contorno con una amplia línea negra.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada